Experiencias



Encuentro con Steven Wilson


Amberes 2005

 


Nuria-Sergi-Wilson-Pere Lluís-Joan-Laura
Al finalizar el concierto de Amberes, Joan, Sergi y servidor proponemos quedarnos un ratito por si podíamos pillar un autógrafo de Wilson, a lo que las demás acceden, no sé si con muchas ganas. Joan comenta que en París, donde él estuvo en la primavera pasada, tardó más de una hora en salir...

Deciden volver al interior del recinto para hacer unas compras en el merchandising mientras que yo me acerco al coche para coger la cámara de vídeo... por si acaso había oportunidad.

El bus del grupo estaba a unos 300 metros de la entrada, se veía perfectamente desde la entrada, aparcado en la acera, cuando de repente, mientras yo iba andando de una lado a otro resistiendo el frío intenso, veo a Steven Wilson en la puerta del bus hablando con otra persona. Lo primero que se me ocurre es coger la cámara y filmar, evidentemente me ve ya que estaba yo solo... poco después sube al bus y cierran la puerta. El bus era enorme, de color azul y con los cristales tintados. Poco más se podía hacer...

Medio minuto más tarde salen mis acompañantes tranquilamente y les digo que se han perdido a Wilson ya que acaba de entrar en el bus. Incredulidad y desesperación. Qué hacemos ahora? Unos proponen irse, hacía demasiado frío, otros esperar un poquito... y mientras lo discutimos, se abre de nuevo la puerta del bus... Sergi sale corriendo y nosotros detrás. Era Wilson.

Le damos material para firmar, baja del bus y nos atiende allí mismo, solo estábamos los 7 que veníamos de Barcelona más una chica peruana, Nancy, que había ido al concierto.

Charlamos con él mientras unos y otros hacíamos fotos y lo inmortalizábamos en vídeo. Steven nos comenta, por ejemplo, que el nuevo disco de Blackfield saldrá en junio y que, definitivamente, habrá conciertos en primavera para promocionar el DVD.

Cuando ya llevábamos un ratito con él, con el privilegio de ser los únicos que estábamos allí esperándole y hablando, nos comenta que hace frío y que porqué no vamos todos juntos a tomar algo en un café o pub. No nos lo podíamos creer. Junto a él está su amigo Vidna Obmana, músic belga que vive en Amberes y que ha colaborado con Wilson en algunos remixes y en el último trabajo Continuum 2.

Nos pregunta cuantos coches llevamos, dos concretamente, y que le sigamos. Wilson, Obmana y su hermano, y Nancy van en el coche delantero y nosotros detrás. El concierto se había celebrado en la población de Borgerhout, a unos diez minutos de Amberes, así que nos adentramos en el centro de la ciudad, aparcamos mientras no están esperando en plena calle.

Andamos con ellos un buen rato hasta llegar al primer local. Durante el camino, Joan le dice a Wilson que su música le ha cambiado la vida, cosa que agradece, también nos comenta que no hablamos español... entre nosotros hablamos catalán y le explicamos que en la zona de Barcelona se habla preferentemente catalán.

Llegamos al primer local y está muy lleno, entramos, nadie le reconoce, y viendo el panorama salimos hasta la puerta, allí le esperaban unos amigos belgas que se unen a nosotros. El hermano de Vidna nos lleva a otro local, un pub de diseño, donde sí hay sitio, entramos y nos sentamos en un sofá apartado en forma de círculo. Sergi, Nuria, el hermano de Vidna, Vidna, Nancy, Wilson, María, Laura, servidor, Montse y Joan, por este orden... Los amigos belgas se sientan en otro sofá.

Le preguntamos algunas cosas, María especialmente, por su dominio del inglés. He aquí algún extracto de las conversaciones:

Maria: Debe ser muy gratificante tocar en los conciertos, no?
SW: Pues no, la verdad es que hay días en que salgo a tocar y ya estoy deseando acabar... pero no esta noche...
Maria: Claro, claro, pero esto no deberías decirlo...
SW: Pero es cierto...

María: Por qué escogiste Chicago para el DVD?
SW: Por tres razones. La primera, porque allí tenemos mucha audiencia, la segunda porque el local es grande, y la tercera porque es ideal para las cámaras.


Pere Lluís-Wilson


Wilson-Joan-Laura


Wilson-Laura


Nancy-Wilson-María-Laura


Wilson-María y perfil de Montse

Maria: Me gusta mucho Lazarus, Piano Lessons...
SW: Bien, pero esta no la tocamos...
Maria: Y Arriving... es que no recuerdo mucho el nombre de las canciones...
SW: Es normal, las mujeres no suelen recordar el nombre de las canciones, mientras que los hombres no recordamos los cumpleaños de nuestras mujeres o mejores amigos. Yo no sé cuando es el cumpleaños de mi mejor amigo...
Maria: Pues tienes la agenda del móvil para recordártelo...
SW: Es verdad, lo voy a hacer...

Maria: Por qué tocas siempre descalzo?
SW: Porque es como estoy más cómodo, en casa siempre voy descalzo...
Maria: Pero nunca te has hecho daño?
SW: Muchas veces, me he clavado de todo pero da igual...

Yo le pregunto si finalmente habrá gira el año que viene y me comenta que sí.

Posteriormente, me presento como el webmaster de la página española del grupo, hecho que le sorprende y agradece. Me pregunta cómo se llama. Le digo que La magia de Wilson, lo traduzco y le digo que en inglés no queda demasiado bien, me comenta que sí, que queda raro. Joan añade que no es solo una página de PT sino de Blackfield, No-Man... Wilson parece satisfecho. Le doy una litografía que había comprado en el merchandising para que me la firme, y me la dedica con estas palabras:
"To Pere, thank you for your support, keep spreading the word"

Luego también pregunta quienes son los padres de Laura, de solo 12 años y fan absoluta de PT. Le decimos que Joan y Montse. Mientras Joan se declara fan absoluto, Montse le comenta que a ella le gusta la música clásica... y Peter Gabriel. Steven le dice que OK, perfecto, buena elección.

Mientras tanto, Sergi y Nuria hablan con Vidna, Sergi conoce su música y se interesa por ella. Laura está cansada pero sin ninguna ganas de irse, es un sueño para ella estar allí, para todos, inesperado pero maravilloso.

Luego sucede la anécdota personal que cuento aquí

Tras un ratito más de charla, Steven nos dice que va a ir un ratito con sus amigos belgas y que nos disculpe. Aceptadas, por supuesto. Ya eran más de las tres de la madrugada y el cansancio hace mella. Decidimos ya irnos. Vamos a salir y Steven se levanta para despedirnos, nos da la mano y un beso a las chicas, mientras le dice a Laura que espera que en el concierto de mañana siga cantando todas las canciones. Evidentemente nos había visto. Nos despedimos mientras Vidna y su hermano nos acompañan hasta el coche.

Nos despedimos de ellos y volvemos a Gent, donde teníamos el hotel, cansados pero satisfechos y sin querer despertar del sueño que habíamos vivido...