Experiencias



Dos días en Tilburg...


1ª parte

 

 

Después de una semana repleta de emociones, ahora mismo una alegre nostalgia se apodera de nosotros. Y que mejor que compartirlo con
vosotros como medicina aliviadora.

 

Lo de Tilburg será difícil de olvidar. Por muchos motivos, y no sólo puramente musicales. Los primeros instantes en la cola ya dejan presagiar que aquello puede ser más especial que nunca. Gente llegada de todas partes del mundo y mucha hambre de PT y diría que de DVD. Por las idílicas calles contiguas a la sala 013 mucho ambiente puercoespin en todos los pubs de la zona, con quedadas muy concurridas y perfectamente organizadas.

De entrada remarcar el enorme contraste entre el primer día de concierto y el segundo. Mucha tensión en el primer primer día, demasiados nervios en la entrada y exagerada expectación por asistir a un concierto que será grabado para futuro DVD. Como siempre Laura y yo conseguimos 1ª fila y desde allí contemplamos inmediatamente 2 cosas: el gran despliegue de cámaras para la ocasión y lo deprimente que resulta no tener en Barna una sala como esta maravillosa 013.

 

Despliege logístico de cámaras: cada músico filmado por una cámara fija. Luego una de frontal que pilla a los músicos de espalda y a nosotros de cara. 2 cámaras que cuelgan del techo. 2 cámaras que transportan 2 técnicos arriba en los laterales del escenario y 2 más en los laterales del público, y que en teoría deberían ser las que nos inmortalizen, incluso con primeros planos, pues en varias ocasiones (especialmente con Laura) nos proyectan la cámara en los mismísimos morros, con el tio agachado justo debajo nuestro.
Finalmente la mejor cámara és la situada entre el escenario y la primera fila, y que se desplaza a través de unos railes. El va y viene de esta cámara es constante y en diversas velocidades, pero no molesta en absoluto, puesto que en cada pasada apenas la tienes delante un par de segundos, que además te permite contemplar lo que están filmando a través de una enorme pantalla que transporta.

 

En el escenario 3 pantallas para la proyección de los videos. Una enorme frontal y 2 laterales. El juego de luces el mejor que he contemplado, de largo, en un concierto de PT y utilizadas como claro complemento a la música (ejemplo claro, la parte trallera de Anesthetize, con unas luces que parecen haber enloquecido y que nos enloquecen, literalmente, a todos). Las imágenes fundamentales para seguir especialmente el FOABP entero, y enorme fustración por no ser mostradas en Barna, porque pienso que la calidad de los videos resultan un complemento perfecto a lo que la música y las letras intentan transmitir.

 

Mucho ambiente, pero mucha tensión, que además veremos se contagia a los músicos, o mejor dicho a Wilson. En la pantalla aparecen las primeras imágenes del video de FOABP (video versión completa) y con ello ya sabemos que nos van a regalar el álbum entero y seguido. Sale la banda y el griterio es ensordecedor. Arrancan las primeras notas del tema FOABP y la madre que pario el sonido de aquella sala!!!!! De entrada la primera fila equivale a una octava o novena fila de Apolo, por distancia con los músicos. El sonido es apabullante! Y deliciosamente equilibrado! Realmente inmejorable. La voces se oyen como el CD y por fin puedo disfrutar de Weasly (segundas voces y guitarra), pues en Barcelona apenas lo pude escuchar en toda la noche. El primer tema suena (por fin!) como el CD e incluso diría que mejorado, más contundente.

 

Primeros acordes de FOABP, Wilson que se situa por delante del micro y entre los 2 monitores, al darse la vuelta, tumba el micro, y como no puede dejar de tocar el arpegio de guitarra, envía una señal a un técnico que sale corriendo y levanta el micro. Con todo ello ya han empezado las primeras estrofas del tema que deben ser cantadas por Weasly, el cual se deja la voz literalmente (con venas marcadas incluidas) para sustituir al ausente Wilson (imagino que desde la mesa de sonido no había volumen para Weasly), con lo cual queda el primer estribillo cantado como prácticamente parte instrumental. Perfecto arranque para la grabación de un DVD, no os parece?

Más tarde Wilson se equivocaría claramente en un par de letras de otros temas, y el mismo lo reconoció en directo: "parece mentira que tocas estas canciones cada día sin problema y llega el día y uno no para de joderla".

 

A parte de esto mucho ambiente, un sonido, insisto, absolutamente BRUTAL, y un concierto genial, con una WEDDING NAILS y una SEVER (la sorpresa de la noche) apabullantes las 2. Tambien mención especial para WHAT HAPPENS NOW?, que jamás había sonado como ese día.

 

Wilson anuncia un set-list distinto para el día siguiente, en lo que va a ser el mejor concierto al que hemos asistido, o mejor dicho, otro día de aquellos para el recuerdo imborrable, por el concierto, pero especialmente por el pre-concierto y el post-concierto.

Muy pronto la segunda parte, para los que querais seguirnos acompañando y si es que alguien ha llegado hasta aquí…

 

Laura i Joan Prat