Experiencias



Review del concierto de Tilburg


4 diciembre de 2005

 

El viaje a Tilburg fue mucho más plácido que el de Amberes a pesar de la distancia, estábamos a 134 km. Después de una comida en Breda, nos acercamos a la ciudad, que nos sorprendió porque era más grande de lo que esperábamos. Nos dirigimos al mítico local 013, enclavado justo en el centro, una sala de conciertos muy diferente al Hof Ter Lo, mucho mayor, y absolutamente espectacular en su interior.

Tras una espera parecida al día anterior, de más de hora y media, Joan y Laura se situan en primera fila mientras nosotros esperamos a que abran las taquillas, Montse para comprar su entrada y María y un servidor para comprobar que estamos en la lista VIP. Abren puertas media hora antes y conseguimos situarnos otra vez en primera fila.

Observamos alucinados la maravilla de sala, no existe ninguna de este tipo en Barcelona, diseñada exclusivamente para conciertos de pop-rock. En pocos minutos aparecen Oceansize, mejor que el primer día, con un sonido más aceptable, pero la locura llega con los acordes del Intro y el primer tema "Open Car" de Porcupine Tree.

El set list esta vez era más parecido al resto de conciertos de la gira. Habían vuelto "Hatesong" y ".3", y el sonido era prácticamente perfecto. Nada que objetar. Vimos a Steven Wilson con más ganas que en Amberes, más motivado, quizás por la tradición del lugar, y la banda sonó incluso mejor. A destacar los temas que ya nos atraparon en Amberes, a mi particularmente, "Arriving", lo disfruté muchísimo, pero en general el concierto superó las expectativas creadas.

El público estava más implicado, más participativo, la sala con más de 2000 personas era todo un espectáculo, incluso los temas menos conocidos como "Mother & Child" eran coreados de forma entusiasta. Observamos que Steven, en varios momentos del concierto, se fija en nosotros... Laura no deja de cantar...

AL final, entre el delirio del público, Steven nos dedica un saludo a nosotros, especialmente dedicado. Un honor entre tanta gente. Nos quedamos con ganas de más Porcupine Tree pero habrá muchas más oportunidades... Tilburg fue el punto y aparte de un sueño realizado.

Este es el setlist que tenía el grupo en el escenario y que pude conseguir posteriormente...









Texto: Pere Lluís Piera - Fotos: María Macías